Beneficios:

  • Tensado fototérmico del canal vaginal

  • Mínimamente invasivo, sin incisiones

  • Procedimiento ambulatorio que no requiere anestesia

  • Rápido, seguro y fácil

  • Gran satisfacción del paciente y alto porcentaje de éxito

El síndrome de relajación vaginal y la incontinencia urinaria son algunos de los temas que es posible tratar en las mujeres, gracias al uso de Láser Fotona a través de tres procedimientos.

  • Renovalase, tratamiento indicado para la atrofia vaginal, que promueve la neoformación de colágeno para recubrir las paredes vaginales. La sesión dura entre cinco y siete minutos.

  • Intimalase, que incluye además un efecto de tensado, para cuando existe una mayor amplitud de las paredes vaginales, y la sesión dura entre siete y nueve minutos.

  • Incontilase, que se realiza cuando existe incontinencia de esfuerzo, por lo que se hace un refuerzo en la pared anterior de la vagina que la levanta para sostener la uretra. Este procedimiento dura entre diez y quince minutos.

Para cualquiera de estos tratamientos se recomienda realizar al menos dos sesiones, con 30 días de diferencia entre ellas y una sesión de mantenimiento al año. Después de cada una de estas intervenciones, la única indicación es la abstinencia sexual por un periodo de cinco días.

Rejuvenecimiento íntimo
con  Láser Fotona 4D

 

El efecto térmico de la luz láser Fotona es un proceso médico no quirúrgico y no invasivo altamente efectivo para la contracción y tensado del canal vaginal. Esta tecnología tiene un efecto tensor en las paredes vaginales, además de la creación del nuevo colágeno.