Moderno método que ofrece volver a tener un rostro terso y firme sin recurrir a la cirugía. Su tecnología de avanzada mejora la apariencia de la piel, reafirma y revierte los efectos del envejecimiento. Tiene un efecto de estiramiento facial.

Realizado en base a la tecnología de radiofrecuencia Octopolar, más un pulso magnético, penetra en las diferentes capas de la piel aumentando la temperatura de forma homogénea y eficaz, estimulando además la regeneración del colágeno y la elastina para dar una mayor firmeza a la piel.

OCTOPOLAR VENUS FREEZE

Reafirmación de la piel con radiofrecuencia