Revoluciona tu cuerpo con esta nueva tecnología innovadora para la reducción de la grasa, que funciona en base a ondas de ultrasonido de baja frecuencia, que transmiten un efecto de cavitación que rompe las células de grasa, eliminándolas por el sistema linfático. Va acompañado siempre de un drenaje y se puede utilizar combinado con otros tratamientos como la radiofrecuencia. Esto tiene un impacto temporal en la retención de líquidos y es un procedimiento altamente eficiente, sencillo y seguro, que requiere sólo 30 minutos para abarcar una zona del cuerpo (abdomen, glúteos, cara interna o externa del muslo).

El tratamiento se inicia con una completa evaluación corporal que incluye el InBody, una tecnología multifrecuencia que identifica la relación entre peso, masa muscular y grasa, además de toma de medidas y fotos.  

CAVITACIÓN
Reducción de grasa