Procedimiento eficaz, cómodo y seguro para eliminar las líneas de expresión. Con una utilidad demostrada como técnica no invasiva de rejuvenecimiento facial, es capaz de eliminar parte de las arrugas en el tercio superior del rostro que se producen por la contracción de los músculos, principalmente en la frente, entrecejo y pata de gallo.

El producto se aplica en el músculo, produciendo la inhibición reversible del neurotransmisor encargado de la contracción muscular. De esta forma, los músculos pierden su capacidad de contracción, bloqueo que se mantiene por un período de entre 3 y 8 meses.

BORRADO DE ARRUGAS

Con toxina botulínica