Tratamiento orientado a combatir la caída del pelo y estimular su crecimiento, induciendo la regeneración celular mediante la aplicación intradérmica de plasma rico en plaquetas obtenido del propio paciente.

El plasma se obtiene de una pequeña muestra de sangre del paciente (aproximadamente 20 cc), para procesarla mediante centrifugación y así separar la fracción de plasma donde se encuentran las plaquetas. Éstas contienen en su interior los factores de crecimiento, los que se extraen y se infiltran en la zona a tratar para estimular el crecimiento capilar.